Hacer lo correcto

… aunque nuestra voz no sea escuchada. Lo admito, escribir estas líneas para cada una de ustedes no fue tarea fácil. Estamos tan acostumbradas a leer la palabra de ñ Dios sin fijarnos en ciertos detalles esenciales que nos permiten tener una comprensión sobre lo que nuestro Señor quiere hablar a nuestra vida. Recientemente me encontraba participando de un retiro para matrimonios jóvenes como ayudante, sin embargo, puse atención a cada detalle que allí se habló y hubo algo que me impacto debido a que lo pasamos por alto y con el tiempo va produciendo conflictos en la relación de pareja. ¡Qué difícil se nos hace escuchar y tomar en consideración la opinión y los deseos de nuestra pareja! Es por esto que hoy quiero hablarte de lo importante que es hacer y decir lo correcto aun cuando la otra parte no lo tome en consideración.

En Mateo 27:11-14 , se nos habla acerca del momento de la decisión de Pilato y el pueblo sobre “¿qué hacer con la vida de Jesús?” Imagina ese momento donde sólo hay gritos de una multitud que está pensando de forma egoísta y apresurada. Ahora imagínate dando un mensaje contundente en medio de todo el tumulto. Quiero decirte que en medio de esto se levantó una mujer a defender a Jesús, sí, tal como lo leíste. Quizá hasta este punto no venga a tu memoria su nombre, pero personalmente doy gracias por mujeres como ellas que se levantan en los momentos más difíciles y contrarios. Doy gracias por la esposa de Pilato. Aunque no era creyente ni profesaba la fe, con sus labios se abrazo a la justicia. Mientras Pilato estaba juzgando el caso, su esposa le mandó este mensaje:

«No te metas con ese hombre, porque es inocente. Por causa de él, anoche tuve un sueño horrible.»
Mateo 27:19 TLA

Los sueños son una de las maneras en las que Dios nos muestra cómo actuar en determinados momentos. La esposa de Pilato era una mujer de autoridad. Esta mujer con su boca hizo una afirmación fundamental: Jesús es justo y a causa de esto es que en mi interior no puedo permanecer callada. En sus manos Pilato tenía la decisión de salvar o condenar al Salvador del mundo. Así que decidió ser guiado por su pasado de pecado y condenar la vida de Jesús de forma injusta para muchos con el fin de mantener su honor.

El sabio teme y se aparta del mal; Mas el insensato se muestra insolente y confiado.
Proverbios 14:16 RV60

A pesar de que la voz de la esposa de Pilato no fue escuchada ella se mantuvo firme e hizo lo correcto. Quizá tuvo su momento de duda, pero actuó con valentía. Nosotras debemos ser la voz de Dios en la tierra. Debemos defender a Jesús aunque parezca el panorama mas sombrío para hacerlo. Hay más de mil razones para honrar Su nombre. Fuimos llamadas, escogidas y apartadas para luchar en tiempos de tempestad. Aunque la esposa de Pilato no fuese creyente en su corazón Dios deposito una palabra necesaria ante los hombres. Necesitamos ser mujeres fieles a la verdad. Oro para que cada día puedas tener tu cabeza en alto y defender a Aquel que te amo sin medida.

Con amor,
Yaileen Caba

© 2018 Pote de Sal

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s