Su presencia como sentido de Urgencia – 3 promesas

Me mostrarás el camino de la vida; me concederás la alegría de tu presencia y el placer de vivir contigo para siempre.

Salmos 16:11 NTV

Recientemente mientras manejaba, escuchaba una alabanza y presté atención a la letra, sentía como esas líneas ministraban fuertemente mi espíritu. Un fragmento de la canción decía algo así: “Te necesito en mi vida por siempre, sin ti nada soy”. Las lágrimas comenzaban a bajar por mi rostro, diciéndole a mi Señor: “por favor, que tu presencia nunca me abandone, que nunca se aparte de mí”.

El escuchar esa melodía fue suficiente para llevarme a un momento sublime e íntimo con mi Señor. Creo que fue casi una catarsis, así de intenso fue ese momento.  Automáticamente me regaló su abrazo alcanzando ser consolidada en El y dejandome entender que El era, es y será más que suficiente en mi vida.

Hablar de la presencia de Dios me cautiva, pero experimentarlo una y otra vez me restaura.  Ciertamente cuando pensamos en la presencia en término general, por supuesto que la presencia de un familiar es necesaria, de los amigos, de ese compañero(a) de vida y todo cobra un sentido diferente cuando contamos con tener cerca cualquier tipo de relación en nuestras vidas. 

Pero existe un dato particular y es el hecho de que tu escencia sigue intacta con o sin la presencia de todo aquel que te rodea. Mas cuando hablamos de la presencia del Soberano, la diferencia es marcada. Al no contar con su majestuosa presencia, llegamos a convertirnos en seres incompletos en “méndigos sin dirección”.

¿Que encuentro en su presencia?

  • Alegría
  • Paz
  • Restauración
  • Dirección
  • Su voz

Moisés uno de los grandes, reconocía tanto la importancia del Creador que le llegó a manifestar “Si no vas a acompañarnos, no nos pidas que salgamos de aquí” (Éxodo 33:15 TLA). Indudablemente este gran líder tenía presente el efecto de la presencia de Dios en la vida del hombre y lo que ésta provoca.

Podría mencionarte infinitos testimonios o historias de la biblia que envuelven la presencia de Dios como prioridad, pero nada se compara con una actitud de anhelar esa presencia, donde oficialmente la encuentras a sus pies. Allí precisamente es donde me encuentro a salvo, donde hallo la comunión perfecta, y donde él me da acceso a un lugar.

Separados de mi, no pueden hacer nada.

Juan 15:5 NTV

Hoy te lanzo un gran reto, te aseguro que se trata del mas placentero y gratificante de toda la faz de la tierra. Te desafío a entregarte por completo en su presencia, a buscarlo con intensidad con sentido de urgencia. ¿Recuerdas el texto inicial? Dentro de ese Salmo, se encuentran tres promesas. Te aseguro que una vez vayas adentrándote y asumiento este hermoso reto, las alcanzarás.

El promete darte visión y además, hacerte entrega y otorgarte el placer de la eternidad.

¿Estás listo?


Con todo el cariño,

Betzy

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s