Estoy cansado

Estos días han sido muy intensos para mí y es probable que para ti también. Hoy, mientras escribo estas letras estoy cansado, realmente demasiado. Solo quedan minutos para que pasen las doce de la noche y aún tengo cosas por hacer. He estado trabajando bajo presión en algunas áreas y eso lo complica todo. Es entonces, que a esta hora, decido escribir y mientras lo hago escucho una canción de Marcos Brunet dice: “Deja las cosas urgentes y dedícate a lo importante”.

Y es espectacular, para mí, saber que algunas cosas que hice, realmente fueron urgentes y no importantes. Más increíble me parece, cuando en muchos momentos en nuestras vidas hacemos eso. Te pregunto:

¿Has dedicado tu vida a lo “urgente” y has olvidado lo “importante”?

Si mientras hacemos nuestras responsabilidades “urgentes” con lo “importante” en nuestro corazón, creo que todo sería mucho mejor, no nos sentiríamos tan cansados como yo lo estuve, porque dice en Isaías 40:29 El da esfuerzo al cansado, y multiplica las fuerzas al que no tiene ningunas.
En este momento de tu lectura es posible que te estés preguntando “¿qué es lo importante?”
Lo importante es tu relación con Dios. Tu vida de intimidad con Dios. Tu devoción con Dios. ¿A veces lo olvidas, cierto? Y sí, somos humanos, tenemos responsabilidades, y pasa. Pero, luego de leer esto ¿seguirás olvidando lo importante?

Aconteció que [Jesús] yendo de camino, entró en una aldea; y una mujer llamada Marta le recibió en su casa. Esta tenía una hermana que se llamaba María, la cual, sentándose a los pies de Jesús, oía su palabra. Pero Marta se preocupaba con muchos quehaceres, y acercándose, dijo: Señor, ¿no te da cuidado que mi hermana me deje servir sola? Dile, pues, que me ayude. Respondiendo Jesús, le dijo: Marta, Marta, afanada y turbada estás con muchas cosas. Pero sólo una cosa es necesaria; y María ha escogido la buena parte, la cual no le será quitada. (Lucas 10:38-42)

Esto se trata de prioridades y saber que lo importante es lo celestial, lo que hacemos para lo que es eterno. Lo cual no se nos será quitado. Si dedicas tiempo en lo importante, Dios te dará la sabiduría para saber cómo trabajar en lo que debes hacer en tu diario vivir, y lo urgente no será tan cuesta arriba, como es en ocasiones.

Bendiciones

José (Lito) Alicea

 

© 2016 Pote de Sal

2 comentarios en “Estoy cansado

  1. Soy pastor de una Iglesia Discípulos de Cristo en México. Al leer el título recuerdo que el domingo pasado antes del sermón le dije a la iglesia que estaba cansado. La carga emocional parece más difícil de sobrellevar en nuestros días. Se que si no hago un alto terminaré quemado y agotado.

    1. Saludos Pastor, nos sentimos honrados con que saque de su tiempo para leer en nuestro blog.
      Mi mejor recomendación es que tome un tiempo (vacaciones) para recalibrar sus fuerzas. No es pecado descansar, Dios lo hizo en la creación. Que dedique tiempo a su familia, ore y busque el rostro de Dios y luego decida qué hará.

      Estaremos orando por usted. Estamos a su orden. Un abrazo.
      Bendiciones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s