Tu propia melodía. | Your own melody.

Se que no es la primera vez que digo que al sentarme a escribir no se en realidad de lo que me toca escribir y honestamente no lo digo meramente por decirlo. En el momento en que decido sentarme a redactar un escrito es porque se que es la instrucción de Dios para mí, lo hago en obediencia y esa es mi adoración. Me gusta recalcar ese detalle pues es, en gran parte,el motor de mi pasión por la escritura; es saber y reconocer que es enteramente de Dios y para Dios. Hace algunos días no tenía ni ideas, y honestamente, ni inspiración para escribir… No tenía ningún tema, ninguna experiencia particular ni ningún pensamiento peculiar para compartir. Sin embargo, el sábado tuve una linda experiencia que me edificó en gran manera.
Y por ahí quiero comenzar…

Estaba en St. Augustine, Fl. Y me encontré con este hermoso atardecer:


Me pareció un regalo de Dios, el arte en su máxima expresión pero más allá de eso me encontré con este chico:

Estaba él con su guitarra en el muelle de un pueblito hermoso cantando; su público era un perro ladrando, una gaviota que volaba por encima de él, expresando con sus propios sonidos lo que para mí era admiración por su talento, y yo, disfrutando de su música. En un instante agradecí a Dios pues puso música a lo que ya era algo especial, y me sentí amada detalladamente pues la música es algo que amo y disfruto; además es lo que hago para Dios.
Este chico con su guitarra me impactó y me hizo pensar en los sueños y en lo que somos capaces de hacer por ellos. No lo conozco, no se su historia ni como llegó a ese lugar, pero algo si ví en él: pasión por lo que hacía, tanta que lo hacía solo, lo seguía haciendo mientras lo miraban y mas impactante aún no se detuvo mientras alguien se quejó de “su ruido”. Y me pregunté cuantas veces intentó tocar esas canciones… Cuantas veces no salían los acordes o su voz no llegaba a los tonos… Cuantas veces olvidó la letra o cuantas veces olvidó la melodía… Cuantos intentos tomó hasta llegar a ese día con ese atardecer hermoso y su canción en perfecta armonía con el viento…

¿Cuántas veces has tratado y el resultado no ha sido el que esperabas?

Nuestros sueños no son un pensamiento al azar de nuestra propia mente sino que son detalladamente diseñados por Dios para cumplir un propósito y un destino que fue diseñado en la eternidad. Dios lo puso en nuestra mente y corazón y él se suplirá lo necesario para encarnarlo y que el fruto permanezca.

“No me elegisteis vosotros a mí, sino que yo os elegí a vosotros, y os he puesto para que vayáis y llevéis fruto, y vuestro fruto permanezca; para que todo lo que pidiereis al Padre en mi nombre, él os lo dé.” ‭‭S.Juan‬ ‭15:16‬ ‭RVR1960

‬Nuestro fruto será cosechado cuando sembremos según lo que Jesús ha puesto en nuestro corazón; según hagamos nuestra parte por cumplir aquello para lo que Dios nos escogió, nos llamó y capacitó desde mucho antes de la fundación del mundo. Y si trabajamos para lo que el Padre ha puesto en nosotros podemos estar seguros de que será bueno, pues lo que de Dios proviene siempre es bueno.

Es fácil dudar de nosotros mismos si no nos vemos como Dios nos ve y es fácil dudar de nuestros sueños sino reconocemos que son los sueños de Dios. En el momento en el que entendemos que Dios es quien nos da el querer como el hacer creamos una conciencia de nuestra dependencia absoluta de Dios para cumplir sus propósitos.
Te invito a que tomes unos minutos para pensar en tus sueños, para darle color pero sobretodo para dárselos a Dios y permitir que él tome el control total y absoluto de ellos. Pues llegará el día en que igual que yo pude disfrutar de aquél chico con su guitarra y un perfecto atardecer, alguien pueda sentarse a disfrutar del fruto de tus sueños.

En estos días mi maestro de discipulado me enseñó que el fruto verdaderamente bueno es aquél que otro puede disfrutarse, y sí, quizás podemos disfrutar de nuestro propio fruto, pero la verdadera bendición está en que podamos edificarnos unos a otros, crecer y juntos continuar sembrando y cosechando.
Hoy puedo decir que el fruto de ese muchacho fue una semilla y el fruto de esa semilla es este escrito que espero que ustedes puedan disfrutar…

No se en que etapa te encuentres, pero algo te aseguro: las etapas solo etapas temporeras mas los sueños del Padre en ti son eternos. Así que no te canses de intentarlo, de tocar tus acordes, de cantar tu propia melodía…
¡Sean bendecidos!

-Bianca Paola

© 2016 Pote de Sal

 


 

I know it’s not the first time I say that when I sit down and write I actually don’t know what I have to write about; and I don’t say that just to say it. At the time I decide to sit down to write its because it is God’s instruction for me, I do it in obedience and that is my worship. I like to emphasize this detail because it is largely the engine of my passion for writing; to know and recognize that it is entirely of God and for God. A few days ago I had no ideas, and honestly, no inspiration to write … I had no theme, no particular experience or any particular thought to share. However, on Saturday I had a nice experience that built me greatly.

And I want to start there …I was in in St. Augustine, Fl. And I found this beautiful sunset:


I thought of it as a gift from God, art at its best but beyond that I met this guy:


It was just him with his guitar on the dock of a beautiful town singing; his audience was a dog barking, a seagull flying above him, expressing their own sounds which for me was admiration for his talent, and myself. In an instant I thanked God because he put music to what was already something special, and I felt loved in detail because music is something I love and enjoy; it is also what I do for God.
This guy with his guitar shocked me and made me think about dreams and what we can do for them. I do not know him, his story or how he got to that place, but something I did see in him was passion for what he did… he did it alone, he kept going as I watched and most shocking he did not stop as someone he complained about “the noise”. And I wondered how many times he tried to play those songs … How many times did the chords came out wrong or his voice did not reach the notes… How often he forgot the lyrics or melody … How many attempts made until he could finally reach that day with that beautiful sunset and his song in perfect harmony with the wind …

How many times have you tried and the result was not what you expected?

Our dreams are not a random thought of our own mind but are in detail designed by God to fulfill a purpose and a destiny that was designed in eternity. God put them in our mind and heart and what he needs to embody that dream will be supplied and it will give fruit that remains.

“Ye have not chosen me, but I have chosen you, and ordained you, that ye should go and bring forth fruit, and that your fruit should remain: that whatsoever ye shall ask of the Father in my name, he may give it you.” John‬ ‭15:16‬ ‭KJV‬‬

Our fruit is harvested when we sow according to what Jesus has placed in our hearts; to do our part to fulfill that for which God chose us, called us and trained us long before the foundation of the world. And if we work for what the Father has placed in us we can be sure it will be good, because what comes from God is always good.
It is easy to doubt ourselves if we do not see ourselves as God sees us and is easy to doubt our dreams but when we recognize that our dreams are the dreams of God we understand that God gives us the will to create an awareness of our absolute dependence on God for His purposes.

I invite you to take a moment to think about your dreams, to color them but above all to give them to God and allow him to take the total and absolute control of them. For the day will come when the same way I could enjoy that guy with his guitar and a perfect sunset, someone can sit and enjoy the fruits of your dreams.
These days my teacher of discipleship taught me that the really good fruit is that another may be enjoy it, and yes, perhaps we can enjoy our own fruit, but the real blessing is that we build each other up, grow and together continue planting and harvesting. Today I can say that the fruit of that boy was a seed and the fruit of that seed is this writing that I hope you can enjoy …

Now it doesn’t matter what stage you are in, but something I assure you: the stages are only temporary stages but the dreams of the Father in you are eternal. So do not get tired of trying, of playing your chords and singing your own melody …
Be blessed!

Bianca Paola

© 2016 Pote de Sal

8 comentarios en “Tu propia melodía. | Your own melody.

  1. Cuando descubres tu Diseño , no hay nada más placentero que volar en ello …
    Bianca ; si vas a Volar ,Vuela ALTO ,

    Te bendecimos ; P.Rafy y Mary..

  2. Cuando descubres tu Diseño ; No hay nada más placentero que Volar en ello,

    Bianca ; Si vas a Volar ; Vuela ALTO

    TE AMAMOS Y TE BENDECIMOS estamos muyyyyyy orgullosos de ti

    P.Rafy y Mary

  3. Sencillamente hermoso.
    Dios ha puesto dones maravillosos en ti.
    Se q El te llevará a donde sea para Su gloria. .
    Te amo hija…😚😚😚

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s