Alineado. Centrado. Cimentado.

Sentando en mi habitación, una taza de café y acabando de terminar de leer un buen libro, me siento muy bendecido y contento. Estos son los momentos de reflexión y pensamientos que invaden mi mente al ver la fidelidad de Dios.

Luego de unos días de grandes oportunidades y victorias, solo me hacen pensar en la gracia y misericordia de Dios. No importa qué pueda tratar de impedir que continúe mi camino, Dios siempre dirige mis pasos y me ayuda a ver realidad Sus promesas en mi vida.

Mientras escribo estas letras recuerdo al hombre que en mucho tiempo ha marcado y ministrado mi corazón. Su historia de fe y confianza, fidelidad e integridad, hacen que busque la forma de aprender y enseñar sobre él.

Ese hombre es Job, todos podemos conocer su vida relatada en la palabra y si no la sabes, te cuento en un breve resumen. Fue íntegro, tenía todo, esposa e hijos, empleados, amigos, propiedades y animales; tenía todo.

En un día pierde todo y solo queda su esposa que le juzga sin razón, amigos que hacen lo mismo, enfermo al extremo pero, sigue siendo íntegro y fiel.

En uno de sus discursos dice algo que ha quedado grabado en mi corazón de tal forma que lo uso mucho y hasta tengo en un cuadro de mi habitación:

“Pero una vez que él haya tomado su decisión, ¿quién podrá hacerlo cambiar de parecer? Lo que quiere hacer, lo hace. Por lo tanto, él hará conmigo lo que tiene pensado; él controla mi destino.” (Job 23:13-14 NTV)

Si de algo estoy seguro es que si tú y yo, vivimos una vida alineada al corazón de Dios, centrada en Cristo y en la cruz, y cimentada en Su palabra, Él cumplirá y hará lo que ha determinado y prometido para nuestras vidas. Así como Job, al final obtuvo el doble de lo que perdió, así como fue prosperado y restaurado, así como Dios hizo grandezas y Job pudo decir: “De oídas te había oído, pero ahora mis ojos te ven”, así podremos decir nosotros.

Oro al Señor para que puedas vivir alineado/a, centrado/a y cimentado/a. Que puedas tener plena confianza de que haciendo eso, verás todo lo hablado sobre ti cumplido. Me hago eco a las palabras de David y oro para que así sea en ti: ¡Jehová cumplirá su propósito en ti!

Lito Alicea

© 2017 Pote de Sal

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s