¿Puede la oración cambiar las cosas?

Recientemente me preguntaron si la oración cambia las cosas, rápidamente dije “sí, pero la oración no cambia la voluntad de Dios”. No confundamos esto, tu oración puede cambiar las cosas. Ella es capaz de cambiar el panorama de tu vida, tu corazón, te transforma, te fortalece. 

Pero no cambia la voluntad de Dios. Nada se escapa de la mirada de Dios, Él tiene autoridad en todas las cosas. Entonces, si la oración no cambia la voluntad de Dios, ¿para qué orar? 

Independientemente si tú oración causa un efecto o no, Dios ordena que debemos orar. La oración no es algo opcional para un cristiano. Conozco gente que no ora, pero no he conocido a un verdadero cristiano que no ore. 

“Y al orar, no hablen sólo por hablar como hacen los gentiles, porque ellos se imaginan que serán escuchados por sus muchas palabras.”

Mateo 6:7 NVI

Jesús en el Sermón del Monte habla sobre la oración. Los gentiles oraban con palabras lindas porque su pensamiento era que al orar con intelecto, te daba la oportunidad de cambiar la voluntad a su dios, era como un proceso de negociación. Frente al lente de Jesús, a él no le interesa lo extenso, lo lindo o lo intelectual de la oración, le interesa la intención del corazón. 

Jesús versículos siguientes enseña a orar. Porque la oración es necesaria en la vida. Vemos a Jesús orando; antes del comienzo en su ministerio en el desierto, en su ministerio y en la culminación de su ministerio en la tierra. 

Dios nos ordena a orar, por eso Jesús aclara la oración. En Santiago 4:2 dice que no tenemos porque no pedimos. También dice que la oración del justo es efectiva (Santiago 5:16). La oración es un instrumento que funciona y útil. Tim Keller afirma que la oración es para glorificar la obra de Cristo, todo se trate de Él. La oración no es una vía solamente pedir, sino también para glorificar. O sea, que se ora para glorificar a Dios, pero también recibir los beneficios de la oración, la respuesta a nuestras peticiones. 

Dios no cambia en la oración, porque Él no cambia. Las cosas cambian según su voluntad. La oración es uno de los medios que Dios usa para llevar a cabo sus planes en el mundo. Así que, tiene efecto. Jesús estando en el Getsemaní, deseaba una nueva opción “pasa de mí esta copa”, copa en el sentido bíblico habla de ira. Él no quería estar bajo la ira de Dios que se aproximaba a ser derramada en la cruz, pero su petición fue denegada, fue sometido a la voluntad del Padre, “pero que se cumpla tu voluntad”. ¡Hubo un cambio! Su carne fue puesta en secundario y decidió afirmar la voluntad de Dios. Ves, la oración cambia las cosas. 

“La oración del justo es poderosa y eficaz.”

Santiago 5:16b NVI

La oración no cambia la voluntad de Dios, pero sí nos acercan más a Dios. Él escucha la oración del justo, y es eficaz. Te animo a que te mantengas orando, Dios te bendecirá, el apóstol Pablo afirmó que debemos orar sin cesar (1 Tesalonicenses 5:16-18), creo que debemos asumir esta posición. El 15 de agosto de 2017, Barna Institute publicó un estudio sobre la oración. Relata que el 79 % de los americanos adultos oran una ves cada tres meses y esto resuena en los cultos de oración pues sólo el 2 % de los cristianos asisten a este culto. 

Tenemos que volver a la oración, pues ella es capaz de cambiar las cosas. 

– Peter Rivera JR.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s