Momentos

Recuerdo muy bien que hace unos años estaba en mi mejor momento… y allí, llegó mi peor momento también.

Tenía más o menos 18 años y todo lo que un jóven de esa edad le gustaría tener y por lo que se sentiría completo y pleno. Soy nacido en un hogar cristiano, y llevo toda la vida viendo y sintiendo el amor de Dios. En esa edad, era líder de jóvenes, maestro en la escuela bíblica de mi iglesia, predicaba, tenía muchas amistades, tenía novia, estaba en la universidad, tenía mi propio auto y el dinerito constante para mis cosas.

Un febrero del 2013 me quedé sin nada. Comencé a vivir un proceso intenso, de esos que llamamos desiertos. De esos que, ya tu sabes, sientes que la vida no tiene sentido, ya no sabes lo que es tener fuerzas, ánimos, ni nada de eso.

En ese mejor momento, que se convirtió en mi peor momento, conocí a Cristo. Así que hubo otra trancisión y se convirtió nuevamente en mi mejor momento.

Conocí a Cristo a través de un libro llamado “Él escogió los clavos” del escritor Max Lucado. Vamos, una cosa es tener tu vida entera escuchando acerca de Cristo y hasta ver Su amor en tus familiares, personas cercanas y demás, otra cosa es conocerle personalmente. Con el libro descubrí que mi vida tenía un sentido real y vivo, me encontré con el hombre que murió en una cruz por amor a mí, que escogió hacerlo por amor a mí y que con esa muerte en la cruz habían muchos regalos más.

Ésta experiencia me hizo cambiar y vivir una vida con propósito, alcanzar lo que él prepara cada día para mí y siempre poner todo mi esfuerzo por obedecerle. Si hoy te escribo estas letras, a través de esta plataforma llamada Pote de Sal fue porque un día tuve mi peor momento de vida y Cristo llegó a convertirlo en mi mejor momento de vida.

Lo que vives hoy, sea lo que sea, Cristo tiene la capacidad de transformarlo. Si le amamos, le obedecemos, y si le obedecemos, él nos guiará a nuestros mejores momentos. La vida, quizás, ha hecho que no vivas el diseño y propósito de Dios. Te invito a conocerle, ven como estés, ámale, obedecele, y el te irá transformando a como él, realmente, te diseñó.

Paz

José “Lito” Alicea

Fundador y Director de Pote de Sal

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s