Don Fulano

Estoy muy contento de ver cómo existe el deseo de alcanzar más en muchos de nosotros, los jóvenes. Estoy feliz de saber que muchos de nosotros queremos ser mejores y más efectivos en lo que hacemos.

La razón siempre debe ser glorificar a Dios. Que en todo lo que hagamos brille el nombre de Jesús. (Véase Mateo 5:14-16). Ahora bien, si esa no es la razón, es importante identificarlo en nosotros y arreglarlo.

En muchas ocasiones queremos ser conocidos y reconocidos, queremos estar en todo y ser parte de todo, con la intención de que sepan quién soy y lo que hago. Cristo nos enseña que todo lo debemos hacer para que Él sea conocido y glorificado. Nada más.

No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos. Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros? Y entonces les declararé: Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad.

S. Mateo 7:21‭-‬23 RVR1960

No se trata de lo mucho que hagas o digas, se trata de cuánto de eso es parte de la voluntad de Dios. Es cuán cerca es tu relación con Él.

Prefiero ser un Don Fulano, que nadie conozca y nadie sepa de lo que hago, y Dios me conozca y apruebe lo que hago, a ser conocido y reconocido fuera de la voluntad de Dios.

Cómo dijo Marcos Brunet: “Seamos conocidos en el cielo y temidos en el infierno.”

Bendiciones

Lito Alicea

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s