Cuídate; también es prioridad

Soy un joven adulto con muchas responsabilidades, presiones, procesos, retos y todo lo demás que vive un chico normal como yo. Imagino, para no decir que estoy seguro, que tú que me lees eres normal como yo y tienes los mismos temas en tu vida.

Pues te cuento que el pasado fin de semana salí a las seis de la tarde de mi trabajo y comencé mi ruta hacia San Juan. Vivo a una hora o un poco máspendiendo del tráfico. Planifiqué mi pequeño fin de semana y hay varias cosas que quiero compartir con ustedes. Son seis puntos importantes, de los cuales tres de ellos estarán aquí en este artículo y los primeros tres en un artículo similar a este en redefinidos.com.

Los próximos tres puntos importantes de mi pequeña travesía son los siguientes:

Complacerte: pude darme ese gustito que hace tiempo no me daba. Me compré una comida que hace tiempo no comía. Pude ir a esta tienda de ropa a mirar y comprarme algo pequeño. Ver a esos amigos que extrañaba, abrazarles, molestarlos y que ellos hicieran lo mismo conmigo. Reírnos, mucho que quería y sin dudas necesitaba. Así que tome el tiempo para complacerme.

Conectarte: con Dios, contigo mismo y con los demás. Soy de los que creo que debemos tener una relación constante y conectada con Dios, y además, en que debemos hacer cosas distintas para conectarnos más y de forma más intencional. Añado el hecho de que a veces estamos tan ajetreados con muchas cosas que perdemos la conección con nosotros mismos. Cómo nos sentimos, qué estamos haciendo, si somos felices, si estamos orgullosos de lo que estamos haciendo, si nos estamos esforzando correctamente y demás. Y por último y no menos importante, conectarnos con esas personas que son importantes pero que quizás no podemos ver mucho, hablarles a menudo y que de una forma u otra te inspiran, te ayudan y te hacen ser mejor cristianos. Creo que necesitamos conectarnos con ellos y mantener esa conección.

Sembrar: en ti y en los demás. La Biblia bien nos enseña que lo que sembramos, cosechamos, además de lo importante que es servir. Este tiempo lo aproveche al máximo para sembrar en mí. Sembrar mi tiempo, mi dinero, mis recursos y el corazón. Además, sembrar en esos dos matrimonios especiales para mí. Sembrar mi tiempo, mi atención, mi ayuda, apoyo y oración.

Quizás mientras lees este artículo pueden venir a ti mente más ideas, más beneficios y con más claridad la importancia de sacar tiempos de descanso. Eso debe ser prioridad también. Cuidarte a ti, en cuerpo, alma y espíritu. Es saludable, es correcto.

Te invito a intentarlo, creo que le tomarás mucho provecho, y tendrás nuevas fuerzas y mente clara.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s