Vuelve

Vuelve, alma mía,
Al lugar de tu reposo,
Donde solías descansar 
Y disfrutar de eterno gozo

Donde abundaban tus inquietudes,
Mas te alegraba la esperanza 
Y en medio de tempestades
Te anclaba la confianza

Donde a pesar de tus temores
Te renovabas en Su amor
Y hallabas sanidad
Aún en medio del dolor

¡Vuelve, alma mía,
Al lugar de tu descanso
Ya no dudes más,
Ven y envuélvete en sus brazos!

Cuando miro a mi alrededor 
Solo siento confusión;
¿Hasta dónde llegaremos?
Solo vamos de mal en peor

Mas en medio de estos tiempos 
Donde el pecado sobreabunda 
Esforcémonos en la gracia 
Y que nada nos confunda

Dígamos al alma: 
¡No temas, no desmayes
Pon tu confianza en Dios,
Roca fiel por las edades!

Por ello, alma mía,
Vuelve al lugar de tu reposo
Y descansa con seguridad;
Él sigue estando en Su trono.

Paola Rosario

© 2019 Pote de Sal

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s