Sello de Sanidad

A veces tenemos muchas áreas en deterioro en nuestra vida y continuamos así por la vida mostrándonos alegres, pero vacíos por dentro y en una búsqueda desesperada por algo real. 

Te cuento que por mucho tiempo busqué lo que realmente quería para mi vida.  Muchas veces despreciamos los talentos que tenemos y nos sentimos insatisfechos, pensamos que nada de lo que hacemos vale realmente la pena. Pasar este proceso que llamo crisis de identidad estando solo no es en absoluto nada fácil. Cuesta, yo lo sé por experiencia. Si hay algo clave que he aprendido en mi caminar con Dios es que el ruido de este mundo no nos permite entender quiénes somos y porqué fuimos creados. Hace un tiempo aprendí (3) verdades que atesoro y pongo en practica cada día: 

Verdad 1: No fuiste creado para vivir separado de Dios. 

La separación trae confusión. A veces queremos intentar miles de cosas y fracasamos una y otra vez porque no estamos en comunión ni conexión con nuestro Creador.

Permanezcan en mí, y yo permaneceré en ustedes. Pues una rama no puede producir fruto si la cortan de la vid, y ustedes tampoco pueden ser fructíferos a menos que permanezcan en mí. Ciertamente, yo soy la vid; ustedes son las ramas. Los que permanecen en mí y yo en ellos producirán mucho fruto porque, separados de mí, no pueden hacer nada.”

Juan 15:4-5

Verdad 2: Fuiste creado para algo mayor.

Conocerás y descubrirás más de Dios a medida que te entregues y camines siguiendo Sus pasos. Lo fascinante de Dios es que siempre esta al cuidado de nosotros y nada de lo que nos haga falta quedará olvidado ante los ojos de Dios, sino que lo utilizará para que entendamos lo que nos dice en Mateo 6: 25-27:

No vivan pensando en qué van a comer, qué van a beber o qué ropa se van a poner. La vida no consiste solamente en comer, ni Dios creó el cuerpo sólo para que lo vistan.» Miren los pajaritos que vuelan por el aire. Ellos no siembran ni cosechan, ni guardan semillas en graneros. Sin embargo, Dios, el Padre que está en el cielo, les da todo lo que necesitan. ¡Y ustedes son más importantes que ellos!» ¿Creen ustedes que por preocuparse vivirán un día más?”

Mateo 6:25-27

Verdad 3: Transforma tus pensamientos de derrota con la palabra de Dios.

Si miramos los pensamientos que tenemos a lo largo de un día completo nos daremos cuenta que muchos son pensamientos de derrota y de imposibilidad. Puede que se asome un pensamiento de esperanza, pero lo interponemos y le damos prioridad a los pensamientos negativos. Luchamos tanto en nuestra mente que emocionalmente nos agotamos. ¡Qué bueno que en estos momentos tenemos un lugar al cual acudir y refugiarnos! 

Dios es nuestro refugio y nuestra fuerza; siempre está dispuesto a ayudar en tiempos de dificultad”

Salmos 46:1 NTV

El camino de Dios es perfecto. Todas las promesas del Señor demuestran ser verdaderas. Él es escudo para todos los que buscan su protección.

Salmos 18:30 NTV

Cuando te sientas abrumado, te invito a que conozcas la verdadera libertad: Jesús. 

Cuida lo que te aguarda, desecha lo que te aleja y perturba; y refleja el propósito para el cual fuiste creado. Hay un sacrificio que te cubre. Dios quiere atender tu dolor, de hecho, justo ahora lo está haciendo a través de estas palabras. Nada es casualidad. 

Independiente de tus defectos, cuando acudes a Él para sanarte, Él siempre te dirá: “¡Lo haré!”

Kenneth Copeland

Con amor,
Yaileen Caba 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s