Serie Hogar: Autorreflexión

Recuerdo que hace unas semanas atrás mi novia y yo nos fundimos en un tierno abrazo y ella me dijo: “eres mi hogar, contigo me siento segura, refugiada, en paz”. Y estoy totalmente seguro que pensaste que fue un momento muy hermoso; y sí lo fue. Pero a la vez fue un momento de mucha autorreflexión y responsabilidad.

Hoy comienzo a compartirte una serie de artículos que han nacido de esos momentos de analizar sus palabras y educarme para poder ser siempre ese hogar para ella.

Para dar un buen inicio, ¿sabías que la palabra hogar se deriva de la palabra fuego? Según la etimología hogar proviene de la palabra latina focaris, y reemplazó como término principal para “fuego”.

Quizás para nuestra cultura o tiempo, la palabra y su significado a trascendido y lo vemos de otras formas. Para algunas personas hogar representa seguridad, paz, estabilidad, lugar donde pertenezco. Y es ahí donde más importancia tiene esa palabra.

Vamos a conversar en los próximos artículos acerca de nuestras vidas como hombres y de cómo podemos hacer que las personas que tenemos cerca puedan sentirse bienvenidos, seguros y que pertenecen a nosotros.

Comenzando con nuestra pareja, que será el primer artículo de esta serie, te invito a leer desde ya y reflexionar acerca de las siguientes palabras:

Maridos, amad a vuestras mujeres, así como Cristo amó a la iglesia, y se entregó a sí mismo por ella…

Efesios 5:25 RVR1960

Seguimos hablando pronto.
Paz

Lito Alicea

Copyright © 2020 Pote De Sal

Todos los derechos reservados potedesal.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s