Si Tan Solo…

Hace unos meses llevo estudiando en mi tiempo devocional la vida de Marta, la hermana de María. Había escuchado de esta en múltiples ocasiones, pero no había puesto mi atención en ciertos aspectos de la historia. Aunque es una en la cual se habla de dos mujeres, Marta y María, quiero enfocarme en lo que Dios me ha llevado a ver: la actitud, palabras y encuentros de Marta con Jesús.

…y mucha gente se había acercado para consolar a Marta y a María por la pérdida de su hermano. Cuando Marta se enteró de que Jesús estaba por llegar, salió a su encuentro, pero María se quedó en la casa. Marta le dijo a Jesús: —Señor, si tan solo hubieras estado aquí, mi hermano no habría muerto; pero aún ahora, yo sé que Dios te dará todo lo que pidas. Jesús le dijo: —Tu hermano resucitará.

Juan 11:19-23 NTV

El capítulo de Juan 11 comienza con una tragedia y es la muerte de Lázaro, el hermano de estas dos mujeres. Hay momentos donde nos encontramos en escenarios así donde todo parece que ha muerto. Vemos como aquellas cosas que deseamos van desapareciendo de nuestras manos; y muchas veces hacemos la misma declaración de Marta “Si tan solo…”; ¿y sabes? hacer esta declaración pone en duda los tiempos perfectos de Dios. A veces tenemos el pensar de que Dios tiene el poder de hacer las cosas que deseamos en nuestro tiempo y es en ese entonces donde entramos en una angustiosa espera.

Sin embargo, Dios lo hizo todo hermoso para el momento apropiado. Él sembró la eternidad en el corazón humano, pero aun así el ser humano no puede comprender todo el alcance de lo que Dios ha hecho desde el principio hasta el fin.

Eclesiastés 3:11 NTV

Jesús provocó en ese momento una espera intencional en la vida de Marta. Hay circunstancias que nos van a impulsar a querer tener el control de la situación. En cada momento estaremos siendo probadas, pero debemos tomar decisiones que produzcan bien y no mal a nuestra vida. Quizás no comprendamos las maneras en las que Dios decide obrar. Podemos llegar a pensar que Su forma no es la correcta, pero sin duda Dios conoce todas las cosas.

Aunque Dios nos use en diversos momentos, esto no significa que hay asuntos del corazón pendientes por arreglar en Su taller. Jesús estaba interesado en la fe firme que necesitaba ser sembrada en el corazón de Marta.

Pero en cuanto a mí, el acercarme a Dios es el bien;
He puesto en Jehová el Señor mi esperanza,
Para contar todas tus obras.

Salmos 73:28 RVR1960

En este tiempo he aprendido que Dios es cercano. En medio de nuestro dolor Dios puede hacer maravillas. Él está presente siempre y en momentos de gran necesidad debemos examinar nuestro corazón para no poner barreras que impidan una relación profunda y sincera.

Jesús pasó tiempo con muchas mujeres de la biblia; las escuchó y ayudó en el momento indicado. Tu y yo no somos diferentes. Somos mujeres con necesidades, deseos y metas.

Jesús le dijo:

— Yo soy la resurrección y la vida. El que cree en mí vivirá aun después de haber muerto. 26 Todo el que vive en mí y cree en mí jamás morirá. ¿Lo crees, Marta?

Juan 11:25-26 NTV

De hecho, sin fe es imposible agradar a Dios. Todo el que desee acercarse a Dios debe creer que él existe y que él recompensa a los que lo buscan con sinceridad.

Hebreos 11:6 NTV

Al Señor he puesto continuamente delante de mí; Porque está a mi diestra, permaneceré firme.

Salmos 16:8 NBLA

Uno de mis versículos favoritos del desenlace de esta historia se encuentra en Juan 11:40 en el cual Jesús confronta a Marta y le dice “¿No te dije que si crees verás la gloria de Dios? En ese momento esta mujer pudo reconocer y ver el poder de Dios. La muerte de su hermano fue el escenario que Dios utilizó para afirmar su corazón. Jesús le dio lo que Marta anhelaba, pero en Su tiempo. Quizás tienes deseos en tu corazón y aún no los ves cumplidos, pero ¿qué tal si en este tiempo los entregas al Señor?

Finalmente, te invito a que recuerdes en todo tiempo que lo importante se encuentra y se centra en nuestra relación con Cristo.

Sobre todas las cosas cuida tu corazón,
porque este determina el rumbo de tu vida.

Proverbios 4:23 NVT

Yaileen Caba

Copyright © 2020 Pote De Sal

Todos los derechos reservados potedesal.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s