Trust Fall

Por cuanto en mi ha puesto su amor, yo también lo libraré; Le pondré en alto por cuanto ha conocido mi nombre.

Salmos 91:14 (RVR1960)

Me gusta ver la adoración como esos ejercicios de confianza que se hacen en terapias de grupo, en el cual una persona se deja caer de espaldas confiando en que su compañero va a detener su caída. Lo que quiero que veas con esto, es que además de ser una declaración de amor de nosotros hacia el Padre, la adoración es también una declaración de confianza. Por eso el enemigo ataca siempre nuestras ganas de adorar, por eso siempre pinta un panorama incierto para nosotros. Él sabe que cuando adoramos, es porque tenemos confianza en que nuestro Papa nos defiende y nos ayuda en nuestros momentos de debilidad.

Muchas veces nos vamos a encontrar literalmente a ciegas. Donde nos vamos a ver entre la espada y la pared, donde el único remedio que nos queda es soltar el control y confiar en la soberanía de nuestro Señor. En mi artículo anterior mencione que la adoración es como una forma de presumir a nuestro Dios con las personas que nos rodean. Que es una muestra exterior de lo que sentimos por El en nuestro interior.

El miedo, la ansiedad, la duda y la desesperación llegan, claro que sí; todos pasamos por ahí. Pero no es hasta que nos damos cuenta de que son puras mentiras del enemigo, que nuestra adoración sale con más fuerza y somos capaces de dejarnos caer en los brazos de Papá. Sé que muchas veces en estas terapias de grupo, a las personas les cuesta superar el ejercicio porque les resulta difícil creer que hay alguien ahí para detener su caída. Lo bello y hermoso de Papa, es que, aunque nos cueste muchas veces dejarnos caer en adoración, El sigue ahí con Sus brazos extendidos para atraparnos y abrazarnos eternamente. Te desglosaré en unos puntitos todo lo que acabas de leer para que se te haga más práctico:

  1. Nuestra adoración es una declaración de amor y confianza.
  2. Se vale sentir, pero no dejes que el enemigo apague tu adoración.
  3. El miedo, la ansiedad, la duda y la desesperación son mentiras del enemigo. Aférrate a la verdad de Dios que está en Su Palabra.
  4. Eres amado, conocido y bendecido por Dios; si tu condición actual no parece ser lo que tú quieres/esperabas, ahí es cuando más fuerte tienes que adorar.

Eres amado, conocido y bendecido por Dios; si tu condición actual no parece ser lo que tú quieres/esperabas, ahí es cuando más fuerte tienes que adorar.

Déjate caer en los brazos de Papá. Pon tu amor completo en El.

¡Sigue adorando! Con mucho amor,

Daina Liz

Copyright © 2020 Pote De Sal

Todos los derechos reservados potedesal.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s