Libremente Encerrados

Quizá leíste el título y te creo un poco de confusión. ¿Cómo es posible que seamos libres estando encerrados? Querido amigo, esto es más sencillo de lo que te imaginas.

En Hechos 16 se cuenta el proceso de Pablo y Silas cuando son encarcelados en Filipos. Lo interesante de estos dos hombres es que ellos sabían que, aunque estaban encerrados físicamente, sus espíritus eran libres para adorar a Dios. Pueden frenar tu cuerpo, pero el espíritu siempre va a estar libre, eso no lo puede encarcelar nadie. El versículo 25 dice: “Pero a media noche, orando Pablo y Silas, cantaban himnos a Dios y los presos los oían.”

No tenían miedo ni vergüenza a ser escuchados, porque sabían que estaban adorando al único que es digno de alabanza y que sus vidas consistían en agradar a Jesús con su adoración. Lo que ocurrió luego fue aún más impresionante; gracias a la adoración de ellos, las puertas de la cárcel se abrieron. Tan grande fue el milagro, que el carcelero quedo tan tocado por el Espíritu, que acepto a Cristo y fue bautizado. Tuvo que ser un momento hermoso en la presencia de Dios.

Daina ¿y que tiene que ver esto conmigo? Mucho, déjame decirte. Aquí hay varios puntos que quiero resaltar:

  1. En medio de esta situación incómoda, ellos no perdieron su comunión con Dios. Seguían adorando, sabiendo que Dios seguía siendo bueno.
  2. Gracias a la adoración y entrega de esos hombres se abrieron las puertas de la cárcel. La adoración trae liberación. No solo para ti, sino para los que tienes a tu alrededor.
  3. Lo que el Señor haga contigo, va a acercar a alguien a Sus pies, así como le paso al carcelero.

Amigo que me lees, hoy estamos encerrados físicamente, así como lo estuvieron Pablo y Silas. Es una situación incómoda para cada uno de nosotros, nos sentimos como prisioneros en nuestro propio hogar. Pero qué lindo que podamos hacer de nuestro hogar un lugar de adoración al Señor. Quizá estas ahí con tu familia que no conoce al Señor, imagina lo que puede pasar cuando adoras, serán liberados gracias a tu entrega. Todo lo que hagas a favor del Reino, traerá a alguien a los pies de Cristo; aun con algo tan sencillo como una alabanza.

El encierro no es malo, el encierro hasta cierto punto fue necesario, porque Dios quiere enseñarnos tantas cosas que con la rapidez de la vida quizá ni notaríamos.

Así que no dejes de adorar, ¡porque tu espíritu es libre!

Sigamos adorando; con mucho amor,

Daina Liz

Copyright © 2020 Pote De Sal

Todos los derechos reservados potedesal.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s