Lo que Jesús está dispuesto a hacer por ti

Hay muchos momentos en la vida en que nos vemos en un espejo y nos identificamos como mujeres insignificantes, es decir, sin importancia. Nos vemos a través de los ojos de este mundo y de un sinfín de comparaciones que nos lastiman y nos hacen creer que así somos y así nos definimos ante los demás.

Jesús vino con el propósito de definir nuestra identidad a través de sus acciones de amor. Rick Warren, autor del libro “Una vida con propósito” dijo lo siguiente: Enfocarnos en nosotros mismos nunca podrá revelarnos el propósito de nuestra vida.

Hace un tiempo atrás la palabra dispuesto vino a mi mente y medite días en ella. Pensé ¿Qué quiere Jesús decirme? Todo era silencio. Sin embargo, con ello vino otra pregunta más, ¿Qué es para ti el vivir?

Según la Real academia, esta es una de las definiciones de la palabra disposición: «7. f. Medio que se emplea para ejecutar un propósito». Dispuesto es una cualidad de Jesús. En Lucas 8:1 dice que Jesús andaba con sus doce discípulos y muchas mujeres, predicando y anunciando la buena noticia. Seguir a Jesús tiene una repercusión sobre nuestra vida. Hay resultados que nos marcan. Un capítulo antes, en Lucas 7:11-17 se narra la historia de una mujer viuda que vivía en la ciudad de Naín. El único hijo de esta mujer había muerto.

Pero, llego Jesús. De seguro, era el peor escenario para esta mujer: muerte, dolor, vacío y preguntas sin respuestas.

Mientras leía esta palabra hubo algo que llamo mi atención y es que en medio de una gran multitud el Señor la vio.

Y cuando el Señor la vio, se compadeció de ella, y le dijo: No llores. Y acercándose, tocó el féretro; y los que lo llevaban se detuvieron. Y dijo: Joven, a ti te digo, levántate.

Lucas 11:13-14 RVR1960

Es impresionante imaginarse el momento que estaba viviendo esta mujer. Me pregunto, ¿Qué hubiese pasado si Jesús continuaba su camino sin detenerse?

Pero Jesús amo. Transformo un panorama sombrío en un milagro y no tan solo un milagro de resurrección, sino también de consolación. Tú no eres insignificante para Jesús, aunque las circunstancias te hagan identificarte con lo contrario. De seguro, la mente de esta mujer viuda se llenó de muchas interrogantes. En mi caso me hubiera hecho preguntas como ¿Por qué a mí? ¿Qué voy a hacer sola? ¿Cómo voy a poder salir adelante? Para ese tiempo su estatus era una tragedia social y económica, pero Jesús fue la respuesta.

De seguro, te has preguntado, ¿Cómo puedo responder en tiempos de crisis? Solo quiero decirte que somos salvas por medio de la fe, nada más. En Filipenses 1:21 el apóstol Pablo declara que para él el vivir es Cristo. De seguro este tiempo tanto para ti como para mí ha sido de renunciar y adoptar una posición donde hemos aprendido a abrazar las Promesas de Dios.

Aunque en tu vida veas un escenario de dolor y dificultad, donde no veas la salida, Jesús quiere tener un encuentro inesperado que marque tu vida. Confía, Dios abrirá camino.

Ahora bien, ¿Estas dispuesta a que Jesús use tu peor escenario para glorificarse ante la multitud?

Con amor,

Yaileen Caba

Copyright © 2020 Pote De Sal

Todos los derechos reservados potedesal.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s