Serie Hogar: Cuídala

Encontrar esposa es encontrar lo mejor: es recibir una muestra del favor de Dios.

Proverbios 18:22 DHH94I

Estoy fascinado con la vida que estoy formando con mi esposa. Ha sido un reto y una bendición. Ha sido una aventura y quiero contarte una de ellas.

Hace unos días mi esposa estuvo preparando algo de comer y se cortó un poco, uno de los dedos de su mano. Vino hacia mí y busqué nuestro “kit” de primeros auxilios.

Mientras le hablaba para tranquilizarla, también era lo menos que hacía, mi preocupación era evidente. Sabes, aunque estaba preocupado mentalmente y lo demostraba con mis palabras, he descubierto con mis acciones, que tengo la calma para trabajar esas situaciones leves. Hoy nos reímos. Fue algo superficial, pero no sé cómo reaccionaría en momentos graves y no, no lo quiero experimentar.

Mientras pasaba todo, pude imaginar cómo es Dios con nosotros. Él, muy calmado y en paz, nos cura las heridas que tengamos. Él no se asombra, no se desespera y no se preocupa. Él sabe lo que tiene que hacer y lo hace.

Nosotros, como esposos o novios, debemos cuidarlas a ellas, como vaso frágil. Nuestras esposas son lo mejor, son una demostración del favor de Dios y a veces no lo valoramos como debe ser.

Hay heridas físicas en las que debemos hacer todo lo que podamos para que estén sanas y hay heridas emocionales o espirituales que, en definitiva, debemos cuidar y velar. Creo que Dios es el sanador por excelencia en cualquier estado del ser humano, pero también nos usará a nosotros como esposos o novios para ayudarles en sus procesos de sanación.

Además, debemos tener mucho cuidado y evitar heridas que podamos provocar. ¿Recuerdas que debemos amar a nuestras esposas o novias como Cristo ama a la iglesia?

Qué tal si en estos próximos días oramos y le pedimos a Dios que nos muestre en qué cosas hemos herido a nuestra pareja. Qué tal si nos disculpamos y llevamos a la acción el cuidado de Dios. Qué tal si nos comprometemos a ser más conscientes de que son vaso frágil que debemos cuidar y atesorar.

Cuídala, es una muestra del favor de Dios en tu vida. Recuérdelo.

Paz

Lito Alicea

Copyright © 2020 Pote De Sal

Todos los derechos reservados potedesal.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s