Santidad barata

Recuerdo en mi niñez el énfasis que había desde el púlpito en llevar una vida santa. La santidad era presentada como un código de conceptos externos: vestimenta, prendas, siete días de culto, Biblia en auto, axila y casa. Siguiendo la línea externa, había que estar serio porque representaba comunión con Jehová, constantes guerras espirituales, reprendiendo a todo “viento diabólico”, porque “por ahí se mete el … Continúa leyendo Santidad barata