Serie Hogar: Construye

Imagina todo lo que puedes construir en las manos de Dios, cada vez que montes tus legos.

Nashaly Mattei (Mi esposa)

Hace unos meses atrás un compañero de trabajo me mostró los carros lego que tenía. Eso de una forma u otra me llamo la atención y me hizo comprarme uno.

Cuando fuimos, mi esposa y yo a buscarlos, ella me miró raro, jaja. Realmente nunca había hecho algo similar. No soy de tener videojuegos ni juegos de mesa ni nada de eso.

Cuando llegué a casa estuve como dos horas montando mi primer carro de lego. Lo disfruté mucho, fue relajante y de mucha distracción para mí. Además, me sentí muy bien al ver el resultado final de lo que había construido de tantas piezas pequeñas.

Dios tiene poder para hacer mucho más de lo que le pedimos. ¡Ni siquiera podemos imaginar lo que Dios puede hacer para ayudarnos con su poder!

Efesios 3:20 TLAI

Podemos ser hombres que construyen en sus relaciones mucho más de lo que podemos imaginar. De la mano de Dios y con el Espíritu Santo dentro de nosotros, construiremos una vida estable, saludable, enfocada y centrada en Cristo.

Como preámbulo para este año en la Serie Hogar para todos los hombres que nos siguen, te invito a comenzar construyendo el cimiento.

Jesús hablando nos enseña:

»El que escucha lo que yo enseño y hace lo que yo digo, es como una persona precavida que construyó su casa sobre piedra firme. Vino la lluvia, y el agua de los ríos subió mucho, y el viento sopló con fuerza contra la casa. Pero la casa no se cayó, porque estaba construida sobre piedra firme. »Pero el que escucha lo que yo enseño y no hace lo que yo digo es como una persona tonta que construyó su casa sobre la arena. Vino la lluvia, y el agua de los ríos subió mucho, y el viento sopló con fuerza contra la casa. Y la casa se cayó y quedó totalmente destruida.»

Mateo 7:24-27 TLAI

Nuestro cimiento debe ser Cristo, totalmente. Él es esa roca firme que si la ponemos en todo, nunca nos defraudará. Nunca nos hará caer y nunca nos sentiremos inseguros.

Ese cimiento se crea con nuestra relación con Dios. Mientras más nos relacionamos con Él, más firme estamos. Jamás debe haber algo más importante que Dios en nuestras vidas. Comienza por ahí.

Seguimos hablando…

Paz

Lito Alicea

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s